Mini-Relato: Discusiones Dulces

Imagen

Martes, acabe mi clase de baile. Hoy el ensayo fue muy bueno. Recogí mis cosas después de cambiarme y salí por la puerta del gimnasio. Cuando ya estaba llegando a la biblioteca donde me reuniría con las chicas me di cuenta de que no tenía encima mis zapatillas de baile. Con las prisas debí de dejarlas en el banco grande de los vestuarios. Regrese medio corriendo al gimnasio. Cruce la puerta y recogí mis zapatillas que estaban donde las deje.

-Muchacha ten cuidado, algún día olvidaras la cabeza- dijo

-No me gustan que me persigan- dije enfadada

-Era broma, además yo no te sigo- dijo acercándose

-¿Y que haces aquí?- dije alejándome

-Vale, me has pillado- dijo- te vi venir y te seguí. Quería disculparme. No suelo ser así

-¿Odioso?-pregunte riendo

-¿Con que sigues con esas?-dijo cerca de mi- Eres diferente a otras chicas

-¿Qué pasa?, las otras no te dicen lo que piensan a la cara-dije seria.

-No, ellas solo sonríen- dijo- y no estaría mal ver tu sonrisa alguna vez

-La veras cuando la merezcas- dije alejándolo con mi mano, con un pequeño empujón.

Le mande un beso mientras salía. Salí de allí,  él corrió tras de mi y grito “Siempre es un placer discutir contigo”. Me reí y fui hacia la biblioteca.

Anuncios

2 comments

  1. lkd · octubre 24, 2012

    eso me suena de algo….. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s