Mini-Relato: Simplemente

Imagen

Noté como sus manos se colocaban sobre mis ojos. Sus ahora frías manos acariciaban mis párpados, el olor de su fragancia llegaba hasta mi nariz, que la inhalaba con dulzura. Tras un suave “Hola preciosa” aparto mi pelo y lo coloco a un lado, dejando libre la parte izquierda de mi cuello. Besó la parte liberada haciendo que cerrara mis ojos para sentir sus labios sobre mi piel. Su pecho se apoyaba en mi espalda, casi instantáneamente, bajo los brazos para abrazándome con ternura. Apoyo su cabeza en mi hombro y suspiro lentamente.

Coloque mis manos sobre las suyas, las cuales, ahora, estaban rodeando mi cintura. Tras entrelazarlas con las suyas puede oír el sonido de su sonrisa en mi oído. Ante esto dibuje una tímida sonrisa en mi rostro.  Tras unos escasos segundos me giré para agarrar su cara. Una vez lo tuve entre mis manos le miré  a los ojos. No fue necesario intercambiar palabra, ambos sabíamos lo que ese momento quería decir. No necesitamos abrir la boca para expresarnos todo el amor que ambos compartíamos. “Te quiero” pensé. Él me sonrió haciéndome entender que él también me quería a mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s