Mi carta de despedida

Imagen

Si tuviera que escribir una carta de despedida, lo haría a modo de grito para pedir auxilio. Sería la forma de decir adiós antes de abandonarme a mí misma.

Tal vez en ella aparecerían cosas como, “Lo siento, debo irme” o más bien un “No es por ti, es por mi”. Como es habitual en mi vida, es por mí y solo por mí.

Describiría la mierda que es mi vida y seguramente daría algún detalle de los motivos por los que me despido. Tal vez un “Necesito aire” para alejarme del bullicio o un “Aquí tengo demasiado aire” para alejarme de la soledad.

El resto de la carta sería pura formalidad, una o dos lamentaciones y tal vez alguna disculpa. La colocaría sobre mi cama y con mi mano derecha recogería mi maleta, vacía de ropa y repleta de sueños por cumplir.

Saldría de la casa que me mantuvo por 18 años y bajaría las escaleras con los nuevos zapatos que me habría comprado para la ocasión, con la suposición de que lo nuevo trae cosas nuevas. Daría un último vistazo a mi ventana y me marcharía lejos.

Por ahora, no hay carta de despedida. Hasta a veces he pensado que no tengo ni de que despedirme.  Aún no ha llegado el momento de escribirla, todavía tengo cosas que hacer aquí. 

Anuncios

4 comments

  1. Eve March · junio 12, 2013

    ¿Sabes? maravilla.
    No dejes,
    que el sueño empequeñezca.
    Termina; cierra el sobre, compra esos zapatos,
    y echa
    a andar.

  2. XOXO · junio 13, 2013

    ooooooh mola mazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s