Damn fine cup of coffee

Recientemente he terminado de ver la que posiblemente se convierta en una de mis series favoritas, la majestuosa obra televisiva que David Lynch y Mark Frost crearon en 1990, Twin Peaks.

Me ha fascinado de una manera sobrehumana. Pero no ha sido solo la increíble trama que nos lleva a preguntarnos ¿quién mató a Laura Palmer?, sino también la facilidad de conectar con los personajes y la grandiosa atmósfera del propio pueblo.

Os dejo un par de mis momentos favoritos de la serie y os recomiendo a todos que la veáis si no lo habéis hecho hasta ahora. Sino siempre podéis volver a verla, yo lo he hecho y no decepciona y más ahora que se anunció una nueva entrega en el próximo año.

 

Anuncios